Nintendo World Store, la tienda de Nintendo en Nueva York

Hablar de Nueva York es, además de otras muchas cosas, hablar de compras. Toda conversación sobre la ciudad tiene necesariamente referencias a grandes establecimientos como el Toys R Us de Times Square, la FAO Schwarz o el cubo transparente de la Apple Store. Pues bien, a nosotros hubo una pequeña tienda que nos encantó y a la cual volvimos varias veces: la Nintendo World Store. Ubicada en la céntrica Rockefeller Plaza, ofrece dos plantas dedicadas a las videoconsolas, los juegos y los personajes de Nintendo. Los fans (como nosotros) de franquicias como Super Mario Bros, The Legend of Zelda o Pokémon no pueden irse de Nueva York sin pasar por aquí.

Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo XII: El Memorial del 11S y vuelta a casa (día 10)

Cuando viajamos, generalmente tratamos de ver las cosas más importantes los primeros días, para que si hay cualquier imprevisto no se nos queden en el tintero los grandes atractivos turísticos del lugar al que vamos. En este caso nos saltamos esa regla, y quisimos dejar para el final uno de los lugares más importantes de Nueva York: el memorial que conmemora los atentados del 11 de septiembre de 2001. O mejor dicho sus obras, pues todavía está en construcción.

Pero empecemos por el principio. La mañana fue dura, pues no solo madrugamos mucho sino que arrastrábamos todo el cansancio de varios días y de la paliza de Washington. Hicimos la maleta, desayunamos y nos fuimos a apurar nuestras últimas horas en Nueva York. Ya habría tiempo de volver a por ella e ir al aeropuerto. Fuimos hasta Bowling Greeng, donde nos encontramos con un pequeño mercado (toda una sorpresa, pues los puestecitos desentonaban un montón entre los rascacielos). Los lunes y los jueves montan el Greenmarket, en el que granjeros de los alrededores ofrecen sus productos. La estrella en octubre siempre es la calabaza, pues el último día del mes tocaba celebrar la noche de Halloween.

Nueva York Nueva York

Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo XI: Excursión a Washington DC (día 9)

Ya que íbamos a cruzar el charco y que era un viaje de más de una semana, desde el primer momento pensamos en hacer una excursión. En Nueva York había mucho que hacer, pero sus alrededores son lo suficientemente interesantes como plantearse moverse un poquito. Había muchas opciones (Filadelfia, Boston, incluso Toronto) y de maneras muy variadas (vuelos internos, trenes, alquilar coche), por lo que costó mucho decidirse. Finalmente, optamos por una de las más clásicas: Washington DC. La capital de Estados Unidos resultaba perfecta por muchos motivos, los cuales vais a ir viendo a lo largo del relato.

Para llegar a Washington DC básicamente había dos opciones: el tren (más rápido) o el autobús (más barato). Optamos por el segundo, ya que los billetes ida y vuelta de Nueva York a Washington nos costaron 32.50$ en total… ¡Más de diez veces menos de lo que costaba el tren! Eran cuatro horas, pero nuestro presupuesto lo agradecía. Cogimos el primer autobús (salía a las 6:00) y volvíamos en uno de los últimos (llegaba a las 00:45), por lo que así no hacía falta hacer noche. Físicamente fue una paliza, pero nada que no curen unas cuantas horas roncando.

El caso es que, cuando se trata de viajar, madrugar nunca supone un problema. Por eso, cuando el despertador sonó a las 4:40, nos levantamos con una sonrisa. Nos daba cosilla coger el Metro a esas horas, pero no vimos nada raro: únicamente gente yendo a trabajar y poquito más. El viaje lo hacíamos con Megabus, una empresa low cost cuyas tarifas no tenían rival (y miramos mucho). Salíamos de la Calle 34, entre la 11th y la 12th Avenue. El andén no podía ser más cutre y casi nos congelamos, pero el vehículo era nuevo y muy cómodo. Además, con lo pronto que era, buena parte del trayecto la hicimos durmiendo.

Nueva York Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo X: Información práctica Washington DC

En este capítulo dedicado a la información práctica de Washington DC os ofrecemos los datos necesarios para vuestro viaje a la capital de Estados Unidos: ¿cuántos días son suficientes para ver la ciudad? ¿cómo llegar? ¿dónde alojarse? ¿qué medios de transporte hay? Existen determinados aspectos que hemos obviado, por ejemplo cómo conseguir la ESTA, épocas para viajar, cambio de moneda, compras, la comida… pues fueron tratados en la correspondiente Información práctica de Nueva York. Esperamos que os guste, y si seguís teniendo preguntas no dudéis en dejarnos un comentario, que os contestaremos rápidamente. 🙂

Nueva York

Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo IX – Misa gospel, Harlem, compras y Manhattan en bici (día 8)

En los viajes de una semana o más, nunca falta el clásico día de “ver cosas por los alrededores”. Solemos recopilar tres o cuatro puntos de interés que pillan a desmano y, aunque no tengan mucho que ver entre si, los apretujamos todos en una sola jornada para pasar de un solo trago inconvenientes generalmente derivados del transporte, tales como largos ratos en autobús o interminables esperas.

Nueva York

En esta ocasión, teníamos previsto ir al norte, para conocer el barrio de Harlem y asistir a una misa gospel. También queríamos alquilar una bici a la tarde para pedalear un poco por Manhattan.

La primera parada que hicimos fue en la Catedral de San Juan el Divino (Cathedral of Saint John the Divine), un enorme templo del que a continuación os daremos algunos detalles más. A modo de introducción podemos decir que es el cuarto lugar de culto cristiano más grande del planeta, y que está en disputa con la Catedral Anglicana de Liverpool por ver cual es el edificio de la iglesia inglesa de mayor tamaño.

Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo VIII: Central Park (día 7)

Nueva York no es solo asfalto, hormigón y acero. Aunque parezca mentira, en la ciudad de los rascacielos también hay sitio para el color verde. A veces es en espacios pequeñitos, casi anecdóticos, como Bowling Green. Sin embargo, en otras ocasiones es en enormes áreas, pulmones que parecen luchar por tragarse el humo de los coches y dar a los neoyorkinos un poquito de calidad de vida. El principal ejemplo de eso es Central Park, el que probablemente sea el parque más famoso del mundo.

El séptimo día de nuestro viaje a Nueva York lo dedicamos, en exclusiva, a recorrer esta enorme zona verde en el corazón de Manhattan. Fuentes, ardillas, pingüinos, un castillo, varios lagos y puentes de película nos acompañaron en un inolvidable paseo. ¿Quieres caminar por Central Park sin moverte de casa? Pues sigue leyendo, porque este relato va a hacer que puedas ver, oír y sentir el parque desde tu ordenador.

Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo VII: Los museos de la Quinta Avenida (día 6)

Una palabra iba a ser la protagonista el sexto día del viaje: MUSEOS. Y es que para la jornada que os vamos a contar en este capítulo teníamos previsto un maratón por los principales museos de la Quinta Avenida. Tuvimos bastante suerte, porque el único día en el que estuvimos prácticamente bajo techo no paró de llover, así que nos libramos del agua y de la contaminación.

Madrugamos bastante, ya que habíamos planeado un recorrido bastante exigente por instituciones tan importantes como el MoMa o el Metropolitan. La verdad es que estábamos muy cansados, pero llegamos a un pacto con nosotros mismos: si ese día nos sobraban unas horitas, nada de ir de compras o de aprovechar para ver algo, sino que nos iríamos a casita a descansar. ¿Seríamos capaces?

Por lo pronto, hay que decir que empezamos por el Museo Solomon R. Guggenheim (conocido generalmente como el Guggenheim de Nueva York), una de las principales referencias de arte moderno a nivel mundial. Se trata también del primer museo de la Fundación Solomon R. Guggenheim, que actualmente tiene sedes por todo el mundo (los españoles presumimos con orgullo del Guggenheim de Bilbao). El edificio tiene una forma bastante característica, siendo una de las principales obras del arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright.

Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo VI: Rockefeller Center, St. Patrick’s, Quinta Avenida y musical en Broadway (día 5)

Hay días en los que te levantas sabiendo que vas a hacer algo grande. Con esa sensación afrontamos la quinta jornada de viaje, pues habíamos preparado una ruta larga, variada y con paradas tan interesantes como lo alto del Rockefeller Center o un musical en Broadway. Con ese panorama, era imposible levantarse sin una enorme sonrisa. Eso si,  no todo fue tan bonito, pues tocó madrugar bastante más que otros días, ya que teníamos una reserva hecha para un tour por los estudios de la NBC que empezaba prontísimo. Por eso, no eran ni las ocho de la mañana cuando ya estábamos llegando a la Rockefeller Plaza.

Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo V: Intrepid Museum, Madison Square, Chinatown, Little Italy, TriBeCa y SoHo (día 4)

Como dos neoyorkinos más empezamos nuestro cuarto día en la ciudad. En esta ocasión teníamos pensado visitar algunos de los barrios más exóticos y característicos de la Gran Manzana, como Chinatown o Little Italy. Antes de eso habíamos planeado ver algunas cosas sueltas, como el Intrepid Museum o el Madison Square Garden. Vayamos por partes.

Tras maldecirnos a nosotros mismos por haber dormido tan poco, quitarnos las legañas y desayunar, fuimos exactamente a donde lo habíamos dejado la noche anterior: la Grand Central Terminal. Ahora, a plena luz del día, se podía disfrutar de una vista perfecta del Edificio Chrysler (Chrysler Building), uno de los rascacielos más célebres de la ciudad. Aunque no se puede visitar por dentro (una pena, porque seguro que las vistas son impresionantes), sus 319 metros de altura despiertan la fascinación de todos los visitantes de la ciudad. Como curiosidad, su remate art déco está basada en los tapacubos que utilizaban los vehículos Chrysler a comienzos del siglo XX.

Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo IV: Empire State, Time Square y Grand Central Terminal (día 3)

Cuanto más largo es un viaje, menos riesgo hay de que un imprevisto estropee los planes que has preparado. Por ejemplo, nuestro tercer día en Nueva York no pudo empezar peor: una línea de Metro estaba en obras, la otra sufría una demora de más de media hora, cogimos un autobús y nos dejó bastante lejos de donde pensábamos… En una escapada de fin de semana esto habría sido la muerte, pero en este caso nos resignamos y nos lo tomamos como gajes de la aventura.

Y es que ningún problema podía quitarnos la sonrisa, ya que estábamos muy ilusionados con la primera “captura” del día: The Empire State Building, el rascacielos por antonomasia. Y lo mejor de todo es que eso era solo el principio, ya que nos esperaba un día cargado de emociones en el que visitaríamos lo mejor de Times Square y muchas cosas más. ¿Quieres acompañarnos en este paseo por el centro de Manhattan?

Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo III: El sur de Manhattan y un paseo en barco (día 2)

¡Ni jet lag ni leches! Diez horitas de sueño y nos levantamos como si nada. Bueno, en realidad estábamos muy ilusionados: por fin había llegado el momento de patearnos Nueva York. Desayuno, último repaso al planning y a comernos la ciudad.

Nueva York

Ahora que ya ha pasado el viaje, es el momento de confesar: la primera noche en Nueva York fue bastante complicada. El barrio nos había parecido bastante chungo y la casa era realmente modesta. ¿Nos habíamos metido en un sitio peligroso por no haber pagado más? Por suerte, con la luz del día todo resultaba mucho más amable.

Nos encontramos con el típico barrio afroamericano, propio de una serie como Cosas de Casa (Family Matters). De hecho, con el paso de los días comprobamos que lo que nos habían parecido bandas callejeras nocturnas en realidad eran familias con sus hijos jugando en la calle. ¡Qué bobos habíamos sido! Un poco de cague para que al final estuviésemos en una zona residencial de lo más tranquilo. De hecho, cada mañana nos cruzábamos con el autobús escolar de Los Simpsons 🙂

Nueva York Nueva York Sigue leyendo

Nueva York ’12 – Capítulo II: Cruzando el charco (día 1)

“Cruzar el charco”, “cruzar el charco”, “cruzar el charco”… Esas tres palabras se repitieron una y otra vez en nuestra mente, durante las semanas previas al viaje a Nueva York. Hasta ese momento, nuestro trayecto más largo en avión había sido hasta Moscú: menos de 3500 kilómetros, que quedaban en nada en comparación con los casi 6000 que teníamos hasta la costa este de Estados Unidos. Y eso por no hablar de la sensación de atravesar de punta a punta el Océano Atlántico, que también nos producía un cierto cosquilleo en el estómago.

Sin embargo, cuando nos quisimos dar cuenta ya había llegado la fecha. El 14 de octubre de 2012 era el elegido para romper fronteras, dejar atrás España durante diez días y tomar parte por primera vez del sueño americano. Previamente habíamos pasado meses de preparativos: buscando vuelos de avión que se ajustasen a nuestra pobre economía, sopesando entre decenas y decenas de hoteles en Nueva York, preparando una ruta para aprovechar el tiempo al máximo…

Nuestro vuelo no fue directo, sino que hicimos escala en Lisboa. No resulta demasiado incómodo, y gracias a ese pequeño sacrificio conseguimos unos billetes baratísimos con TAP Portugal.

Nueva YorkPor tanto, la primera parada fue en el Aeropuerto de Barajas. Llegamos tres horas antes, tal y como nos habían recomendado, porque se suponía que los controles eran muy exhaustivos… Nada más alejado de la realidad. Tardamos unos minutitos más, pero no fueron unas medidas de seguridad tan pesadas como esperábamos. Sigue leyendo