Tipos de alojamientos en Marruecos

Después de cuatro viajes a Marruecos, haber visitado más de quince ciudades allí y habernos movido en tren, en furgoneta, en coche alquilado y en camello, nos consideramos unos expertos en lo relativo a viajar por ese país. A todos nuestros amigos les hemos recomendado que vayan en más de una conversación, y hemos resuelto las dudas a muchos viajeros que nos han escrito a través de este blog.

¿Y por qué os contamos esto? Pues porque uno de los temas recurrentes al hablar de ese destino siempre ha sido los tipos de alojamientos que hay en Marruecos. ¿Qué es eso de un riad? ¿Cuesta mucho dormir en el desierto? ¿Si voy a un sitio barato me comerán las pulgas? Para responder a todas esas dudas, aquí va nuestra visión sobre los sitios en los que dormir si viajáis al país vecino.

Sigue leyendo

Cómo rellenar la ficha de entrada y salida de Marruecos

Ya hemos viajado cuatro veces a Marruecos. Es un lugar que nos encanta, que conocemos bien y que nunca nos cansaremos de visitar, por lo que no hace falta decir que siempre recomendamos una escapada al país vecino cada vez que hablamos de viajes. Está a tiro de piedra, conectado por un montón de vuelos lowcost y ofrece tantas cosas que ni en una vida se podría conocer entero el país. ¿Qué más se puede pedir?

Pues por si eso fuera poco, no hay trámites ni papeleos que hagan complicado viajar al país. Únicamente hay que tener un pasaporte al que le queden más de 6 meses en vigor y rellenar una ficha de entrada y salida. Simplemente se trata de una pequeña tarjeta que se cumplimenta en pleno vuelo o nada más llegar al destino, por lo que no debe suponer ningún quebradero de cabeza. En cualquier caso, para terminar de despejar las dudas de los más escépticos, aquí os vamos a enseñar cómo se rellena esta ficha. ¡Fácil y rápido, oigan!

desierto-marrakech-06

Sigue leyendo

Guía práctica del Aeropuerto de Marrakech-Menara

Para muchos es la puerta de entrada a Marrakech, a Marruecos y a África en general. Estamos hablando del Aeropuerto de Marrakech-Menara, una de las principales referencias para el turismo en el norte de África. Con un tráfico de pasajeros que supera ampliamente los tres millones al año, es un aeropuerto moderno, eficiente y bonito. Sin embargo, tiene algunas peculiaridades que merecen ser explicadas a todo turista que vaya a volar hacia/desde él. Por eso, aquí va esta pequeña guía práctica para moverse por este aeropuerto sin ningún problema.

Sigue leyendo

Opinión sobre Medloc Maroc (alquiler de coches en Marrakech)

Cuando fuimos a Marruecos con la familia hace un par de veranos, pensamos en hacer al menos un par de excursiones desde Marrakech. Después de estudiar las diferentes posibilidades, decidimos que la mejor forma para moverse era alquilar un coche: más libertad, más comodidad y menos gastos. Estuvimos mirando entre muchas compañías y al final nos decantamos por Medloc Maroc, una agencia local de la que hoy os vamos a hablar. Nuestra experiencia fue totalmente positiva, consiguiendo un cochazo para varios días por muy poquito dinero.

Sigue leyendo

Snack Toubkal, un restaurante barato en la Plaza Jemaa el-Fna (Marrakech)

La Koutoubia, los Jardines de la Menara o la Medersa Ben Youssef son visitas imprescindibles si se viaja a Marrakech, pero si hay un lugar emblemático dentro de la ciudad ese es la Plaza Jemaa el-Fna. Es el auténtico corazón de Marrakech, un lugar animado a cualquier hora del día y en el que se puede ver y hacer de todo: música en directo, tatuajes de henna, encantadores de serpientes…

La plaza tiene también un lado gastronómico. En ella hay posibilidades para todos los bolsillos, desde restaurantes enfocados a público occidental hasta los tenderetes que se montan cada noche y que ofrecen pinchos morunos recién hechos. La verdad es que hemos comido en varios establecimientos y en general no nos han gustado, pues estaban demasiado enfocados a sacarle la pasta al turista.

Sin embargo, en el último viaje a Marruecos descubrimos un restaurante barato, en el que nos atendieron rápidamente y en el que todo estaba limpio. Estamos hablando de Snack Toubkal, sin duda la mejor opción para presupuestos ajustados.

toubkal-marrakech-1

Sigue leyendo

La primera venta del día en los zocos de Marrakech: mejor y más barato

Pensábamos que era una leyenda urbana, una de esas cosas que la gente dice pero que en la práctica distan mucho de la realidad. Sin embargo, en nuestra tercera visita a Marrakech nos llevamos una grata sorpresa y descubrimos que la primera venta del día en los zocos de Marrakech es motivo suficiente para madrugar un poquito. Y es que los vendedores tienen la superstición de que si no le venden algo a su primer cliente el resto del día será muy negativo, por lo que regateando un poquito es posible encontrar auténticos chollos y descuentos imposibles de imaginar a cualquier otra hora.

primera-venta-zoco-1

Sigue leyendo

Viajar a Marruecos en Ramadán

Nuestro cuarto viaje a Marruecos ha estado marcado por el cuarto pilar del Islam: el Ramadán. Por primera vez hemos visitado el país vecino en el mes más especial para los musulmanes, durante el que la mayoría de la población está obligada a ayunar. ¿En qué afecta eso al viajero? ¿Está obligado a cumplir dichos preceptos? ¿Hay que tener precauciones con algún asunto concreto? Para contestar a todas esas preguntas, basándonos en lo que hemos visto por tierras alauís, aquí va esta guía para viajar a Marruecos en Ramadán. ¡Abajo los tópicos!

marruecos-ramadan-1

Sigue leyendo

Comprar billetes de autobús CTM Marruecos por internet

En este tutorial os vamos a enseñar cómo comprar billetes de autobús con CTM. Hay quien espera a estar en el destino para hacerse con ellos, pero en momentos determinados (fines de semana, festivos, vacaciones) es mucho más común de lo que parece quedarse sin plazas disponibles. Por eso, para moverse por Marruecos en autobús sin ningún problema, lo mejor es llevar los tíckets comprados desde casa. Se hace a través de la web, es realmente fácil y te imprimes el billete tú mismo, por lo que es imposible que algo salga mal.

comprarautobusmarruecos5

Sigue leyendo

Marruecos en familia ’11 – Capítulo VI: Vuelta a casa

El último día de un viaje… bla, bla y más bla. Es difícil explicar con palabras lo que se siente el último día de un viaje, y más en uno como este en el que todo había salido a las mil maravillas. Por tanto, os podéis imaginar la cara de pena que teníamos todos.

Marruecos 172Antes de contaros lo que dio de si esta última mañana marroquí, queremos enseñaros nuestra casa durante este viaje: el Hotel Cecil. Lo elegimos por varios motivos: su buena ubicación, pues está a dos pasos de la plaza Jma el Fna; sus excelentes tarifas, pues la reserva de dos habitaciones (una de cuatro plazas y otra de dos) con baño durante cuatro noches salió en total por 245€; incluía desayuno, algo fundamental en todo alojamiento; y todas las críticas eran buenas, en especial en lo relativo a la limpieza. Por tanto, un sitio más que recomendable. Sigue leyendo

Marruecos en familia ’11 – Capítulo V: Valle de Ourika

El último día de un viaje siempre da mucha pena, pero el penúltimo es casi peor. Poco a poco nuestra aventura veraniega en Marruecos se iba terminando, y aunque todo estaba saliendo perfectamente cada vez nos quedaba menos por delante. Aun así, la segunda jornada de excursiones iba a ser muy interesante, pues el objetivo era el valle de Ourika (que no de Érika). A diferencia de todo lo anterior no conocíamos el lugar, por lo que no teníamos muy claro como saldría todo.

Marruecos 123El comienzo del día no fue muy distinto a los anteriores: costó mucho levantarse, desayunamos muchísimo para coger fuerzas y salimos del hotel con ganas de comernos el mundo. En este caso tuvimos que ir al aparcamiento en el que nuestro querido coche había pasado la noche, comprobando que no sólo era muy barato sino que todo estaba en orden. Sigue leyendo

Marruecos en familia ’11 – Capítulo IV: Essaouira

Al margen del cansancio del día anterior, del desayuno en la terraza del hotel y de las ganas por empezar con las excursiones, la mañana empezó con dudas. Con muchas dudas. Y es que para movernos de una ciudad a otra habíamos reservado por internet con Medloc, una agencia local de alquiler de vehículos que tenía buenas críticas en internet. Después de ver muchos precios, optamos por reservar dos coches pequeños, ya que salía a 23€ el día: total, 92€ por dos coches los dos días. No nos gustaba la idea de ir separados, pero costaba exactamente la mitad que alquilar un coche grande para los seis.

Otra cosa que nos mosqueaba es que sólo teníamos confirmación por email, pero no habíamos hecho ningún pago. Por eso, el día anterior hablamos con uno de los dos recepcionistas del hotel (con el simpático del bigote, ya que el otro se encargaba de hacer excursiones y desde que le dijimos que ya llevábamos todo planeado no fue muy amable) para ver si nos podía hacer el favor de llamar a la agencia y comunicarse con ellos. Él nos preguntó que por qué habíamos reservado dos coches en vez de uno, y al decirle que era por el precio nos dijo “pas problem“. Empezó a hablar en árabe muy rápido y en una de las conversaciones más extrañas que hemos tenido nunca (la frase de Edu “queremos un coche le mercredi y le jueves” ya es historia familiar) la cosa quedó resuelta: por el mismo precio de los dos coches nos dejarían un todoterreno en el que cabríamos los seis. Nos sonaba un poco raro, pero aceptamos. Y por eso teníamos dudas. ¿Sería verdad o habría sorpresa? Pues al llegar el comercial de Medloc nos dijo que eran 92€ por día, no 92€ en total. Al explicarle la jugada no se lo creía, y tuvimos que llamar al recepcionista del hotel. Le contó de nuevo lo que habíamos hablado y ni aun así se lo creía, hasta que llamó a la agencia y le confirmaron el precio.

Total, ese enorme párrafo para contaros que por 92€ en total alquilamos desde el miércoles a las 8:30 hasta el viernes a las 8:30 un todorreno fantástico. Un Mitsubishi Pajero (conocido en países hispanohablantes como Mitsubishi Montero por cuestiones obvias) nuevecito, con 70000 kilómetros y en perfecto estado. No hace falta decir lo contentos que nos pusimos al montarnos en semejante tanque, con radio y con un aire acondicionado de lo más potente (cuando estaba previsto no tener ni aire).

Marruecos 81Así pues, nuestra primera excursión empezó de la mejor manera posible: rumbo a Essaouira con un cochazo espectacular. Aunque según habíamos leído en internet era fácil encontrar el camino dimos alguna vueltecita antes de encontrar una gasolinera en la que llenar el depósito (el coche nos lo dieron casi vacío, como es costumbre allí) y la carretera hacia la costa. Sigue leyendo

Marruecos en familia ’11 – Capítulo III: De calesas y zocos

El segundo día en Marrakech siempre es más interesante que el primero por infinidad de razones: te has adaptado al barullo, es casi seguro que vas a pasar un buen rato en los zocos, los sentidos están más agudizados… En nuestro caso tenía el plus, además, de que íbamos a ver cosas que no habíamos podido visitar en nuestro segundo día en Marrakech en 2009.

Empezamos la mañana con una rutina que se repitió todo el viaje: tomando un rico desayuno en la terraza del hotel. Sin embargo, ya os hablaremos de ello en el último capítulo de este diario de viaje. Lo que interesa aquí es que, tras las sorprendentes nubes del primer día, teníamos por delante una jornada con un tiempo espléndido: solazo y no mucha temperatura.

Marruecos 42Con las pilas bien cargadas pusimos rumbo a la Mezquita Koutoubia (también llamada Kutubia, Kutubiya o, si lo preferís en grafía árabe, جامع الكتبية). Es un monumento muy significativo por muchas cosas: se ve desde toda la ciudad por ser el edificio más alto (casi 70 metros), sirvió de modelo para la Torre Hasan de Rabat y la Giralda de Sevilla, aparece citado en infinidad de libros… Vamos, que sigue estando igual que como la dejamos un año y medio atrás. Al hacer la visita bastante prontito pudimos disfrutar, además, del placer de recorrer su exterior sin apenas gente. Sigue leyendo