Casas rurales en la Comunidad de Madrid

Aunque desde fuera pueda parecerlo, los que vivimos en la Comunidad de Madrid no lo hacemos entre asfalto y alquitrán. Nuestra región tiene muchas zonas verdes, tanto que no es nada raro pasar un fin de semana en una casa rural. ¡Que quede claro! Pasar un finde en plena naturaleza es algo que los madrileños podemos hacer sin movernos de casa 😛

En este sentido, podríamos distinguir tres tipos de desplazamientos: momentos concretos, de un solo día o de fin de semana.En primer lugar, es muy típico aprovechar un acontecimiento para irse al campo. Nosotros mismos hemos pasado alguna nochevieja con los amigos en una casa rural. El plan es sencillo: comes las uvas con la familia, te reúnes con las amistades y tras media hora de coche estás en una casa en medio de la nada.

Madrid ruralEso hicimos en el paso del año 2006 al 2007. No sabíamos muy bien dónde celebrar la nochevieja, pero teníamos claro que no nos apetecía en absoluto meternos en una macrofiesta. Total, que miramos en internet y encontramos una bonita casa rural en la sierra madrileña. Se llamaba La Sonrisa del Gnomo, y en ella hicimos la reserva para pasar la noche y hacer nuestra propia fiesta privada. Mejor imposible.

También es habitual celebrar cumpleaños, por ejemplo, en casas rurales o incluso en campings. Localidades tan industriales como Getafe tienen sus propias zonas para acampar en medio del monte.

También es muy habitual pasar un día entero haciendo turismo rural. Por ejemplo, coger el coche e ir a visitar algún pueblo de la sierra (como Manzanares el Real). Las opciones son infinitas, desde algunos que son muy reconocidos como Colmenar Viejo hasta otros aun por descubrir como Torremocha del Jarama.

También es interesante ponerse las botas de montaña y pasar una jornada entera haciendo senderismo. La Pedriza, enmarcada en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares, ofrece a sus visitantes la posibilidad de hacer senderismo y escalada.

Sin embargo, la opción más interesante consiste en pasar un fin de semana entero alojados en una casa rural. En ese sentido, sitios tan dispares como Cercedilla, Horcajo o Buitrago de Lozoya ofrecen infinidad de posibilidades al viajero.

El turismo es uno de los motores económicos de la Comunidad de Madrid, por lo que hay mucho donde elegir. De hecho, en la Sierra Pobre hubo un tiempo en el que se intentó hacer un proyecto faraónico: traer los decorados del rodaje de El Señor de los Anillos y hacer una ruta temática que dinamizase el turismo rural en la zona. Finalmente la crisis se ha llevado cualquier atisbo de eso proyecto, pero aun así sigue siendo interesante visitarlo.

En definitiva, hacer turismo rural por la Comunidad de Madrid, ya sea unas horas o unos días, no solo es posible, sino que es una opción muy a tener en cuenta. ¡No solo somos hormigón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *