Casablanca y Rabat ’10 – Capítulo I: Información práctica

Aunque ya visitamos Marruecos en 2009 no pudimos dejar pasar la oportunidad de volver, porque sin duda es un país que enamora: sus aromas, sus gentes, su comida, su hospitalidad… ¿A qué esperáis para conocerlo? Aquí os ofrecemos una pequeña información práctica para vuestra visita.

¿Cómo llegar? Para hacer un viaje por la zona de Casablanca y Rabat existen diferentes alternativas. Sin duda la más cómoda y fácil es en avión. Compañías como Ryanair y Easyjet ofrecen vuelos bastante asequibles y en tan sólo 2 horas estamos en el país vecino. Otras alternativas pasan por el coche o autobús (ALSA). Si partimos desde España, se puede aprovechar el largo viaje para hacer algunas rutas interesantes y visitar las ciudades marroquíes del Norte.

trenmarruecosTransporte. Una vez allí el tren (ONFC) es uno de los mejores medios de transporte para moverse  entre ciudades: es barato y cómodo. Al igual que en Marrakech y Essaouira los taxis suponen un medio básico para trayectos urbanos cortos, con la única salvedad de que en esta ocasión debes exigirles que pongan el taxímetro, no regatees el precio porque saldrás perdiendo.

También hay diversas líneas de autobuses que te permiten trasladarte de una punta a otra de la ciudad, pero realmente no los conocemos. Si lo que prefieres es alquilar un coche, lo mejor es hacerlo en el aeropuerto.

mezquitahassanIIVisitas. Aunque tanto Rabat como Casablanca son ciudades grandes, en realidad hay poco que visitar. De entre todo destacarían las visitas en Rabat a la antigua medina con el zoco, el complejo de la tumba de Mohamed V -la torre y la mezquita de Hassan-, la necrópolis de Chellah, la Kasbah de los Oudayas con sus maravillosas vistas a Salé y la mezquita de Hassan II en Casablanca. Pero sobre todo disfrutar del país, sentarse en una de las múltiples terrazas de los bares y tomarse un té a la menta, introducirse en el zoco, saborear un buen cous-cous…

dulcesarabesComer.  En muchas ocasiones se teme que no vaya a gustar o sentar bien la comida de un país, pero sin duda es uno de los puntos fuertes de Marruecos: cous-cous, harira, tajine, melwi, baghrir… una auténtica delicia. Recomendamos que se coma donde suelen comer los paisanos pues será mucho más barato y sobre todo mucho más rico; ya lo hicimos en Marrackech y de nuevo hemos repetido aquí.

¡Aviso importante! Lo único que debemos procurar, pase lo que pase, es no beber agua directamente del grifo, sino siempre embotellada.

hotelbalimaDormir. El alojamiento típico marroquí es el riad, pero en esta ocasión optamos por una auténtica “joya histórica” de Rabat: el Hotel Balima. Aún así y al igual que en cualquier otro lugar existe una gran oferta hotelera en la que poder elegir: albergues para los más jóvenes, campings, hostales, pensiones y hoteles. ¡En la variedad está el gusto!

Idioma. Aunque el idioma oficial es el árabe muchos marroquíes hablan tanto francés como inglés, e incluso algunos español, por lo tanto no hay problemas de entendimiento.

Dinero. El dírham es la moneda oficial de Marruecos y suele oscilar en unos 11 dh por euro. Es recomendable cambiar en el aeropuerto de llegada y mirar bien de entre todas las agencias de cambio pues suele haber diferencias entre ellas. Otro punto a señalar es que siempre se pague en dirhams nunca en euros pues al final sales perdiendo aunque te parezca muy barato.

El tiempo en Rabat El tiempo en Casablanca

Enlaces útiles:

General:
* Marruecos Turismo
* Oncf: página oficial de trenes del Reino de Marruecos
* Convertidor de moneda
* Autobuses ALSA

Rabat:
* Visit Morocco: ofrece una completa información sobre la capital del reino.
* Marruecos Turismo: para completar todo lo anterior.

Casablanca:
* Visit Morocco: destacada información sobre Casablanca.
* Guía de Turismo sobre Casablanca.

Volver a Casablanca y Rabat ’10Capítulo II

3 pensamientos en “Casablanca y Rabat ’10 – Capítulo I: Información práctica

  1. Pingback: Casablanca y Rabat ’10 – Capítulo II: De nuevo en Marruecos (día 1) | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *