Carnota y Muros

Carnota y Muros forman una de esas parejas turísticas que nunca suelen separarse: si se visita la primera se va a la segunda (y viceversa), ya que están muy cerquita una de la otra y así se hace una excursión perfecta para un día. Nuestros protagonistas de hoy están en la costa occidental de la provincia de A Coruña y ofrecen atractivos tan interesantes como uno de los hórreos más grandes del mundo o un puerto de mar precioso. ¿Preparados para esta bonita excursión?

carnota-muros-01

CARNOTA Y SU FAMOSO HÓRREO GIGANTE

Aunque normalmente tratamos de “ir más allá” y no ver solo los atractivos turísticos más típicos, hay que reconocer que en Carnota fuimos a tiro hecho: veníamos de un día de playa, estábamos cansados y nos quisimos centrar en su famoso hórreo y la zona que lo rodea. Llegar es muy fácil, todos los carteles en el pueblo llevan a él.

Lo primero que se ve al llegar es la Iglesia Parroquial de Santa Columba de Carnota, construida en el siglo XVIII. Nos hubieras gustado verla por dentro, pero estaba cerrada y nos consta que es bastasnte habitual encontrarla así.

carnota-muros-02También anda por la zona un estupendo Palomar, con una característica planta circular. Nosotros no entendemos demasiado del tema, pero por lo visto las tejas son espectaculares: muy antiguas y hechas con materiales del entorno.

carnota-muros-03Sin embargo, como ya hemos dicho, el protagonsita principal de la visita es el Hórreo de Carnota: sus casi 35 metros de largo le convierten en el más destacado de Galicia, junto a otros dos situados en Lira y Araño. Hay que decir que no se construyó de una sentada, sino en dos tandas: la primera en 1768 y la segunda en 1783, cuando se duplicó su tamaño.

carnota-muros-04Merece la pena cotillear, verlo desde diferentes perspectivas e incluso meterse por debajo, ya que es una construcción super peculiar. A nosotros nos gustan mucho los hórreos, ya que no estamos acostumbrados a verlos en nuestra vida cotidiana e innegablemente nos recuerdan a las vacaciones, por lo que ver uno tan grande nos encantó. Además es uno de los principales símbolos de Galicia, por lo que la visita es más que obligada.

carnota-muros-06MUROS, UN PUEBLO COSTERO CON MUCHO ENCANTO

Y ya que estábamos a casi 100 kilómetros de A Coruña, desde donde habíamos salido, quisimos complementar la excursión con un paseo por la coqueta localidad de Muros. Nos apetecía ir hasta allí ya que es el típico pueblo pesquero de Galicia: un puerto muy interesante, bonitas zonas para pasear y muchos sitios en los que tomar algo.

carnota-muros-07Entre sus edificios ilustres, nos gustaron dos especialmente. El primero de ellos es su espléndido Ayuntamiento: imponente, muy limonoso y en la zona más bonita del pueblo. Hay una plaza entre el puerto y el ayuntamiento rodeada que parece ser uno de los centros de reunión de los muradanos.

carnota-muros-08El otro, en la parte alta del pueblo, es la Iglesia Parroquial de Muros, un templo construido en el siglo XIV. Por fuera ya nos pareció una pasada, pero pudimos verlo por dentro y quedamos sorpendidísimos. Conserva muchos detalles góticos, aunque reformas posteriores le han dado un cierto toque barroco (el más evidente, el enorme campanario).

carnota-muros-09Sin embargo, lo que más nos gustó de Muros fue el paseo sin rumbo. Recorrimos sus calles de arriba a abajo (literalmente, ya que es un municipio con muchas cuestas) y descubrimos un lugar encantador, lleno de rincones únicos. Es muy asequible en cuanto a tamaño, perfecto para esos viajeros que no buscan pegarse una paliza sino caminar disfrutando de un bonito atardecer.

carnota-muros-10Volver a Galicia ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *