Camping Ciudad de Albarracín

Hacía mucho tiempo que no nos íbamos de camping (desde aquel viaje frustrado a Cáceres), por lo que decidimos buscar por internet uno que se ajustase a nuestros planes de viaje: cerca de la capital, con buenos servicios y perfecta calidad-precio. He aquí que surgió el Camping Ciudad de Albarracín, en plena sierra del mismo nombre y a más de 1200 metros de altitud.

camping

Como se ha dicho en el párrafo anterior elegimos este camping por su ubicación: en la localidad de Albarracín, proclamada en los años sesenta Monumento Nacional, y a tan sólo 38 km de Teruel. El precio jugó su papel. Por menos de 20 € al día los dos, en el que incluía tienda, coche y electricidad, podíamos estar como en casa. También hay bungalows para 4 y 6 personas totalmente equipados, pero estos son más caros, evidentemente, que acampar y algo muy curioso que nunca habíamos visto: se alquilan habitaciones.

RecepciónLlegar al camping es fácil, pues está perfectamente señalizado desde la entrada al pueblo. Aunque ir a Albarracín no es tan fácil ya que hay que coger numerosas carreteras secundarias que atraviesan diversos pueblos de la comarca. Una vez se está allí hay que dirigirse a la recepción, en la cual nos identificamos y confirmamos la reserva.A diferencia de otros camping que hemos visitado (Cáceres y Navarra), nosotros fuimos los que elegimos la parcela (suponemos porque no era temporada alta). Tras mucho deliberar escogimos una en la que el sol le daba prácticamente todo el día, cerca de los baños, una fuente y la entrada. Hay que pagar una fianza de 20€ que se devuelve una vez ha concluido tu estancia allí. Los propietarios del camping son una familia encantadora, muy amable que siempre están atentos de tus necesidades.

Por cierto, no tiene supermercado al uso (en la recepción venden artículos de primera necesidad) ni piscina pero no hay problema ya que se encuentra en la zona nueva de Albarracín donde es fácil realizar la compra, y justamente al lado se hallan las piscinas municipales. También cuenta con una cafetería cuyos precios son muy asequibles para lo que suele ser comer en un pueblo tan turístico.

FutbolEl camping es muy tranquilo, con gente venida de todo el mundo. Un aspecto que nos sorprendió y que nos encantó es que se permitiese llevar animales de compañía (únicamente en la zona de acampada). Las parcelas son amplias, con más o menos césped y numerosos árboles que dan una buena sombra. El camping cuenta, además, con una zona de parque infantil, frontón y pistas de fútbol y baloncesto. Si quieres mantenerte informado a través de la red, no hay problema porque la conexión Wifi ¡es gratuita!

FogonesSin embargo, uno de los puntos fuertes del Camping Ciudad de Albarracín es su zona de barbacoas de leña. Justamente a la entrada del mismo se encuentra una caseta al más puro estilo rural en la que puedes disfrutar de una auténtica barbacoa. Fue un descubrimiento fortuito pero que nos permitió pasar muy buenos momentos. De hecho nos dimos un buen festín de carnes, panceta, chorizos y morcilla del lugar tal y como atestiguan nuestro diario de viaje.

ServiciosPor último, en cuanto a sanitarios se refiere, un diez de puntuación. La limpieza es impecable y hay agua caliente durante todo el día tanto en las duchas como en los lavaderos. El único inconveniente que encontramos es el sistema que tienen las duchas: no hay regulador caliente-dría y para que salga el agua debes darle a un botón constantemente.

Pues eso es todo sobre el Camping Ciudad de Albarracín. Únicamente queríamos recalcar que es el lugar perfecto para visitar la zona sur de la provincia, en una ubicación inigualable para hacer cualquier clase de turismo y que la gente es encantadora.

Enlaces externos:

Ir a Teruel ’11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *