Benicàssim ’13 – Capítulo II: Llegada a Benicàssim y cena en Hotel Intur Bonaire

Empezamos los relatos sobre un inolvidable fin de semana en Benicàssim (Benicasim), en un viaje de prensa en el que pudimos conocer a fondo esta maravillosa ciudad de la costa castellonense. Seguramente muchos penséis en Benicàssim como un lugar de sol y playa: correcto, pero hay muchísimo más. Y para descubrirlo de primera mano, estábamos citados a las cinco de la tarde de un viernes cualquiera en la estación de Puerta de Atocha. Allí, en compañía de otros medios, tomamos un tren que en solo tres horas nos dejó en Castellón. 20 minutos más de autobús y… ¡Magia! ¡El paraíso! Bienvenidos a Benicàssim. 🙂

Nuestro campamento base durante todo el fin de semana fue el Hotel Intur Orange, el hermano de los hoteles Intur Azor e Intur Bonaire (también en Benicàssim). Es un alojamiento de cuatro estrellas, de corte familiar y pensado para disfrutar de la ciudad con todas las comodidades. Es bastante grande (más de 400 habitaciones) y tiene prácticamente de todo: tres piscinas, restaurante, wifi, animación, música en directo, está a 250 metros de la playa… Vamos, que mola.

Las habitaciones estaban genial. Solo tuvimos tiempo de hacer el checkin, dejar la maleta y poquito más, pero fue más que suficiente para echar un vistazo y comprobar que el hotel cumple con lo que promete en su web. La estancia era espaciosa, las camas cómodas y el baño también estaba bien. Tenemos a varios conocidos que habían estado previamente en el Intur Orange, y todos nos habían hablado maravillas de él.

Aunque en su momento haremos un post específico para hablar del establecimiento, no podemos resistirnos a enseñaros las piscinas. Hay una interior (no la llegamos a ver) y dos exteriores, rodeadas de césped y tumbonas para tirarse a la bartola. Tuvimos una agenda muy apretada, pero el sábado sacamos un huequito para pegarnos un chapuzón.

¡Ah! Y un detalle que tampoco queremos dejar pasar: lo bien que nos trataron. Hemos estado ya en varios viajes de prensa y blogtrips, pero en éste estuvimos rodeados de esas pequeñas cosas que marcan la diferencia. Quizá lo más representativo fue la bandeja de riquísimas frutas que nos encontramos a la entrada. ¡Qué buenas! 🙂

Tras el trayecto en tren y autobús y explorar un poco el hotel, encaramos el primer acto de este viaje: la cena con las autoridades. En compañía de la alcaldesa de Benicàssim (Susana Marqués), la concejala responsable del área de turismo (Elena Llobell) y la coordinadora del gabinete de comunicación (Rosario Solá), pudimos conocer la ciudad desde el punto de vista de sus gestores. La cena fue en el Hotel Intur Bonaire, muy cerquita del Intur Orange. Es un cuatro estrellas superior, también con muy buena pinta.

Aunque este tipo de encuentros parecen muy aburridos, os podemos asegurar que son de lo más entretenidos. Aunque se empieza hablando de cuestiones formales y relacionadas con la labor de los políticos en lo que a turismo se refiere, se acaban dando varias vueltas al mundo. Cada cual cuenta anécdotas, experiencias, lugares que le han sorprendido…

Pero bueno, vamos a lo que realmente interesará a otros viajeros: la experiencia gastronómica. En Benicàssim se come muy bien, es uno de los grandes bastiones de la cocina mediterránea. El mejor ejemplo fue el plato con el que empezamos: ensalada de hoja de roble y queso de cabra con vinagreta de frutos secos y miel. ¡Bestial! Sobretodo le gustó a Eri, que es una gran amante de las ensaladas.

Seguimos con el plato que más nos gustó a todos: revuelto de habas baby confitadas y morcilla. Los revueltos son muy típicos de esta zona, se pueden encontrar decenas de platos en los que la base son huevos frescos a medio cuajar. Este estaba especialmente bueno, pues el toque a morcilla era muy sutil y no se hacía nada pesado. La presentación también estaba muy bien.

Tercera joya: pimientos del piquillo rellenos de bacalao. Es una receta que nos encanta, pese a que no somos demasiado fans del bacalao. Habrá que investigar como se hacen, ya que la abuela de Eri suele prepararlos en nochevieja y le quedan tan ricos como los que cenamos en Benicàssim.

Y el plato estrella fue carrillera de ibérico al chocolate. Un plato como este es suficiente para motivar un viaje, es una auténtica experiencia gastronómica que merece la pena vivir. Quizá la presentación o los ingredientes no sean más refinados, pero a nivel de gusto y texturas es una pasada. ¡Nos encantó! Antes de recibir más preguntas sobre el tema, os diremos que el toque a chocolate era muy ligero, en absoluto era un plato dulce.

Y es que para dulzor ya estaba el postre, que también triunfó entre los comensales. Nidos de piña con sorbete de coco, gel de malibú y frutos rojos. Ahí queda eso.

Eso es lo que dieron de sí nuestras primeras horas en Benicàssim. Todavía no fuimos a ver nada, pero no nos podemos quejar: estábamos en un hotel espectacular, habíamos cenado muy bien y todavía teníamos por delante dos días repletos de actividades y experiencias.

Antes de terminar el relato, dos cosillas. La primera es que el viaje de prensa tuvo presencia en los medios locales, tanto a nivel escrito (foto de más abajo) como online. Podéis ver la noticia en El Periódico Mediterráneo y en Todo Benicàssim.

Y para terminar, aquí va la foto de familia: políticos, el responsable de Intur Orange, representantes de RV Edipress y periodistas de los medios más importantes de España. Entre todos ellos, dos hormiguitas como nosotros 😛 Fue un placer compartir el fin de semana con gente tan encantadora, que tiene los pies en el suelo pese a formar parte de gigantes como 20 Minutos o La Razón.

BENICÀSSIM EN VÍDEO

Todo lo que ha salido en este capítulo, así como en el resto del diario de viaje a Benicàssim, lo puedes ver en movimiento en el siguiente vídeo. 🙂

Capítulo IBenicàssim ’13Capítulo III

4 pensamientos en “Benicàssim ’13 – Capítulo II: Llegada a Benicàssim y cena en Hotel Intur Bonaire

  1. Pingback: Benicàssim ’13 – Capítulo I: Información práctica | www.eduyeriviajes.com

  2. Pingback: Benicàssim ’13 – Capítulo III: Desierto de las Palmas, Ruta de las Villas, clinic de Golf y un poquito de blues | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *