Báscula para pesar maletas

Muchas compañías aéreas lowcost, fundamentalmente con Rynair como referencia, establecen estrictos límites de peso en el equipaje de mano. Si te pasas, aunque solo sea unos gramos, estás obligado a pasar por caja y abonar tasas de facturación que pueden llegar a superar los 30€. Para evitar este problema, se han puesto muy de moda las pequeñas básculas para pesar maletas, un gadget que muchos viajeros tienen en casa y que incluso llevan en sus viajes. ¿Cómo son? ¿Dónde se compran? ¿Cuánto peso pueden llegar a registrar?

bascula-pesar-maletas-3

CARACTERÍSTICAS DE LAS BÁSCULAS PARA MALETAS

Quizá otros objetos requieran más explicaciones, pero estas básculas no tienen ningún misterio: básicamente son balanzas de mano para pesar el equipaje. Todas funcionan igual, con un pequeño gancho en la parte inferior del que se cuelga la maleta (o lo que se vaya a pesar) y te dice sus kilos.

En general son de reducidas dimensiones, entre los 10 y los 20 centímetros de largo. Pese a que son pequeñitos, son capaces de aguantar un peso máximo de hasta 50 kilos. Eso sí, teniendo en cuenta que la mayor parte de las aerolíneas low cost limitan el peso del equipaje de mano a 10 kilos y el facturado a 20, no pasa nada si la báscula no llega a tanto. La alimentación suele ser a pilas, aunque también las hay con batería.

¿Y dónde se compran? Si queréis haceros con ella en una tienda física, lo más típico es encontrarlas en grandes almacenes (tipo Carrefour), tiendas deportivas o establecimientos especializados en maletas. También las venden en las tiendas de duty free de los aeropuertos y en los carritos que pasan las azafatas en pleno vuelo. Por último, son una compra muy típica también en tiendas de regalos y gadgets.

Sin embargo, es un producto que es especialmente recomendado adquirir online. Infinitos portales (Ebay, DealeXtreme, Amazon) ofrecen una variedad enorme y en pocos días te las llevan a casa.

El precio varía en función de sus características, pero lo más normal es que esté entre 5€y 10€. No os recomendamos pagar menos, ya que posiblemente sea poco resistente y de escasa fiabilidad. Por otro lado, tampoco merece la pena pagar más, ya que el producto no va a ser necesariamente mejor.

bascula-pesar-maletas-2

VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LAS BÁSCULAS PARA PESAR MALETAS

¿Realmente merece la pena comprarse un cacharrito de estos? Depende de los gustos de cada uno, nosotros hemos pasado por épocas en las que nos parecía imprescindible y por otras en las que se pudría en el trastero cogiendo polvo.

Es innegable que las básculas para pesar maletas tienen sus ventajas. La más evidente es que sirve para evitar sustos en el aeropuerto, pues si tienes la mala suerte de que te has pasado de peso en el equipaje pueden ocurrir dos cosas: que te cobren a precio de oro por cada gramo de más o que te tengas que poner varias chaquetas encima.

También hay que pensar que no solo sirve para pesar maletas, sino cualquier otra cosa. Aplicado al ámbito viajero, una vez vimos en un camping a un tipo que utilizaba su báscula para pesar la bombona de gas. De este modo sabía cuando quedaba poco para que se le gastase.

Por último, hay muchas básculas de maletas que se asemejan a una navaja suiza, y ofrecen muchas más posibilidades al margen de pesar: metro, lupa, brújula… Tener un dispositivo completo puede darnos soluciones en situaciones muy distintas.

Por otro lado, también tiene sus inconvenientes. El primero y más evidente es que ocupan sitio y pesan un poquito. Son pequeñas, sí, pero en un viaje con equipaje de mano cada centímetro y cada gramo valen su peso en oro.

Además, hay que ser realistas: una báscula no es algo difícil de encontrar. Estando en casa se puede pesar la maleta en la típica balanza de baño, mientras que en los aeropuertos es fácil pesar tu equipaje antes de pasar el control con tu aerolínea. En los mostradores de facturación casi siempre hay un hueco libre en el que puedes poner tu maleta y saber cómo va la cosa.

bascula-pesar-maletas-1

4 pensamientos en “Báscula para pesar maletas

  1. Pues creo que vale la pena la inversión. Yo siempre peso la maleta en la báscula de casa y muy cómodo no resulta, la verdad. Además yo soy muy de compritas en el destino y siempre me preocupa pasarme de peso. Un abrazo!

    • Nosotros también somos de hacer compras, de hecho es una tendencia cada vez más preocupante desde que vivimos juntos. Por eso, una báscula como esta es el complemento perfecto para saber cuando nos hemos pasado 😛 Abrazo! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *