Balnearios y salud

Los balnearios forman parte de esa enorme lista de cosas que se han “democratizado” en los últimos años, como viajar. Si hace años se trataba de una actividad sólo para la jet set, ahora mismo casi cualquier persona puede disfrutar de una estancia en un balneario para desconectar de la rutina y, dicho sea de paso, mejorar su salud.

Hay dos elementos que han contribuido enormemente a que sea factible encontrar ofertas en este tipo de lugares: las cajas de experiencia e internet.En el primer caso, empresas como La Vida es Bella o Wonderbox comercializan las típicas cajitas que se venden en centros comerciales, del tipo “relax para dos” o “fin de semana de balnearios”. Por poquito dinero se puede comprar un regalo para un ser querido o, simplemente, disfrutar en uno de los múltiples spas que ofrecen.

Sin embargo, es en internet donde se encuentran las mejores propuestas. Basta con buscar ofertas balnearios en Google y aparecerán chollos de todo tipo: masajes de una hora, circuitos termales de una mañana, fines de semana de relax absoluto…

En todo el mundo hay cada vez más establecimientos de este tipo, por lo que puede ser una excusa perfecta para viajar. Por ejemplo, ir a un balneario que esté en medio de la montaña y combinar el tratamiento con paseos por la naturaleza. Un buen ejemplo de esto es el Balneario de Solán de Cabras, el cual visitamos aquel verano que estuvimos viviendo en la provincia de Cuenca por cuestiones de trabajo.

Jiloca

En definitiva, queremos romper una lanza en pos de este tipo de turismo. No todo es mochileo y museos, también hay que darse un capricho de vez en cuando. ¿Y qué mejor capricho que este?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *