Bakernes Paradis: un perfecto alto en el camino en los Fiordos Noruegos

Que los Fiordos Noruegos son de ensueño, ya lo intuíamos pero con nuestro periplo por aquellas tierras, lo hemos comprobado y repetido a lo largo de este diario de viaje hasta la saciedad. Pero hay un lugar que nos sorprendió muy gratamente y del que guardamos un recuerdo estupendo, pues parecía sacado de un cuento de hadas. Hablamos de Bakernes Paradis: una pequeña granja que hoy en día es un complejo de restauración y ocio digno de visita. Perfecto para hacer un alto en el camino y contemplar los fiordos de otra manera.bakernes1

La historia de este lugar es, sin duda, propia de una novela. Corría el año 1800 cuando se inicia la construcción de la granja y el granero. Hans Thoresen Løvig, uno de los dueños más emblemáticos, heredó los terrenos de su padre y pronto formó una familia. Tras casarse dos veces (primero con Anna Thormodsdatter Ims, con la que tuvo siete hijos, y después con Berta Endresdatter, con quien tuvo otros cinco más), Hans fallece dejando a la familia ciertamente desamparada. Su hijo Bartenius Løvig decide entonces emigrar a Estados Unidos en busca de una vida mejor. A pesar de que todos le acompañaron en el periplo (primero Londres, luego Nueva York y finalmente Ohio, donde se establecieron), su madre decide volver a Noruega, estableciéndose aquí hasta el fin de sus días.bakernes4

En 1920, tras comprobar el estado casi ruinoso en el que se encontraba la granja, el gremio de panaderos de Stavanger, decide comprar los terrenos y convertirlos en su paraíso vacacional. Una decena de familias se congregan aquí todos los veranos para disfrutar de la naturaleza y su entorno. Construyeron dos edificios más: el Reisehuset y el Litlahuset, casas para acoger a todos y poder estar cómodos. Además, la diversión estaba asegurada en estos días veraniegos, pues disponían de una sala de baile y bingo. Sin embargo, con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, todo se fue al traste y quedó como un refugio donde cerca de sesenta familias (sobre)vivían como podían.bakernes3

En 2010, el lugar renace con un nuevo proyecto: convertirlo en un complejo de restauración y ocio. El nombre, Bakernes Paradis, pretende rememorar los días veraniegos y felices que pasaron aquí las familias de aquellos primeros panaderos. Además, como apuntan en su página web, “de transmitir la tradición y cultura noruegas”, hecho que sin duda han logrado.bakernes2bakernes5

Nosotros estuvimos visitando la pequeña tienda Heimahuset donde vendían todo tipo de artesanía y productos locales realmente deliciosos: quesos, embutidos, mermeladas, zumo de manzana… Sin duda fue una tarde de ensueño.  bakernes6

Más información:

  • Dirección:
    • Bakernes Paradis 259,261,263,265
      4308 Sandnes Norway
  • Horario: domingos de 12 a 17 h. y todos los días durante las vacaciones escolares.
  • Cómo llegar:
    • Por carretera: 20 minutos desde Sandnes y 45 desde Stavanger.
    • En barco: 40 minutos desde Sandnes o Stavanger.

P.D.: Si os acercáis por allí, no dejéis pasar la oportunidad de contemplar la montaña Uburen. Cuenta la leyenda que allí vive Utburd, un fantasma de un niño que no fue bautizado y que ataca a todos aquellos que se atrevan a pasar por allí. Además, puede adoptar multitud de formas por lo que se contaban muchas historias de miedo sobre Utburd a los niños de los panaderos. Es así como durante mucho tiempo, las mujeres, para evitar que le sucediera lo mismo a sus hijos, les ponían un nombre antes de que pudieran morir.

(Para poder comprender mejor esta historia hay que recordar que la mortalidad infantil en la Edad Media era bastante elevada).

Volver a Fiordos Noruegos ’15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *