Auberge du Cellier, la Estrella Michelín de la gente normal

Últimamente el blog está muy gastronómico, pero es fiel reflejo de cuáles son nuestros gustos en la actualidad: cada vez decidimos más un destino en función de lo que se come en el lugar. Y por eso los últimos viajes están siendo a países francófonos, pues su cocina tiene un hilo conductor que nos encanta.

Sin más introducción, queremos enseñaros el Auberge du Cellier, un restaurante que ha sido galardonado en 2014 con una Estrella Michelín. Pertenece a Les Toques Blanches du Rousillon, una institución de la que ya os hablaremos en su momento.

auberge-du-cellier-02

UN RESTAURANTE EN APARIENCIA NORMAL

Cuando uno pasa delante del Auberge du Cellier, puede pensar que está ante un restaurante más: nada ostentoso por fuera, precios más que económicos (entre semana tienen menús por 19€), decoración tirando a tradicional… Sin embargo, tiene ese no-se-qué de los sitios especiales.

Y fue entonces cuando escuchamos una frase muy interesante, de esas que te hacen pensar: “en Francia las estrellas Michelín no se dan por la decoración o por el precio, sino por lo que ocurre de la puerta de la cocina hacia dentro”.

auberge-du-cellier-03Apareció entonces el simpático Pierre-Louis Marin, el propietario y chef del Auberge du Cellier. Uno de esos locos por su trabajo y por los pequeños detalles, de los que disfrutan recibiendo a los clientes y transmitiéndoles su amor por la cocina. Ese tipo de personas con duende que siempre marcan la diferencia y, en nuestro caso, siempre hacen acordarnos de nuestro querido La Parrilla de Hervás.

El chef Marin nos explicó que su restaurante tiene un firme compromiso con la economía local, hasta el punto de que la práctica totalidad de sus ingredientes proceden de 100 kilómetros o menos (la única excepción son los postres). Que un restaurante tenga un trasfondo social también es un punto muy positivo.

Y, dicho sea de paso, nos gustó tanto el proyecto que pedimos conocer la cocina… ¡Y nos invitó con una sonrisa de oreja a oreja! Nunca había visto una cocina de todo un Estrella Michelín en funcionamiento, y la verdad es que es una auténtica pasada.

auberge-du-cellier-07EL MEJOR PRODUCTO A UN PRECIO SORPRENDENTE

El Auberge du Cellier tiene menús para todos los bolsillos, desde 19€ (entre semana) hasta los 64€. Nosotros probamos uno de precio medio (32€) y quedamos más que satisfechos con todo lo que probamos.

A nivel general, hay que destacar el exquisito cuidado que recibe el producto en todo momento. Se nota cuando un cocinero valora la materia prima, tiene un impacto directamente proporcional en el sabor. También queremos hacer referencia a los vinos, procedentes del Domaine Mont Noir, procedentes de la vitivinicultura ecológica que tanto se trabaja en Pirineos Orientales.

Y hablando ya de los platos, el menú empezó con una interpretación libre de la ollada (una especie de puchero con varios tipos de carne y judías). Lo siguiente fue un riquísimo puré de castañas con chorizo de bellota, que hacía muy buen contraste con el queso fresco que lo acompañaba.

auberge-du-cellier-04

El plato principal fue un ave que nunca habíamos probado: codorniz. Puede que antaño fuera muy típico comerlo, pero nosotros desde luego no nos lo habíamos planteado hasta ese momento. Estaba acompañado de verduras, una salsa riquísima y un risotto. Nos gustó mucho, aunque da penita comerse algo tan pequeño.

auberge-du-cellier-05Lo que no dio ninguna pena fue devorar el riquísimo postre. Desde que pusimos un pie en Francia, Edu no paraba de repetir que quería comer chocolate, y hasta ese momento se le estaba resistiendo. Por eso, cuando dijeron que el postre era un cremoso de chocolate negro de Madagascar, mantecado de nueces y sorbete de fruta de la pasión, os podéis imaginar su cara de felicidad.

auberge-du-cellier-06

En definitiva, comer en el Auberge du Cellier fue una experiencia muy gratificante. Bajo la apariencia de un sitio normal descubrimos un restaurante excepcional, de esos que transmiten amor por la buena cocina. Y no, la pasión por el producto y por la tradición no se traduce en falta de técnica, sino todo lo contrario. Por eso, si estáis en Pirineos Orientales, desviarse a conocer las cocinas de Pierre-Louis Marin será siempre una buenísima idea.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

  • Dirección: rue de Sainte-Eugénie 1, Montner (66720)
  • Días de apertura:
    • Octubre a abril: de jueves a domingo.
    • Mayo, junio y septiembre: de jueves a lunes.
    • Julio y agosto: consultar antes de ir.
  • Horario: de 12:00 a 13:00 y de 19:30 a 21:00.
  • Precio: menús de 19€ (entre semana a la hora de comer), 32€, 46€, 55€ y 69€.

auberge-du-cellier-01Volver a Pirineos Orientales ’14

2 pensamientos en “Auberge du Cellier, la Estrella Michelín de la gente normal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *