Asturias ’07 – Capítulo II: Somió y la Playa de la Ñora

Nuestras vacaciones por Asturias fueron largas y cargadas de excursiones, por lo que el centro de operaciones debía estar bien ubicado. Así, nos hicimos con una pequeña casa en la Parroquia de Somió, una división administrativa perteneciente al Concejo de Gijón. El primer día lo único que hicimos fue tomar contacto con la casita y con el entorno, el cual era paradisíaco: paz, armonía, todo verde… No estábamos en primera línea de playa, pero en coche llegábamos en menos de 5 minutos, así que el lugar era perfecto.

Asturias 01 Asturias 02

Asturias es una zona peligrosa por una razón evidente: la comida. Dicen que en el País Vasco son muy exagerados con las cantidades, pero los astures no se quedan atrás en lo que a comida se refiere. Por lo general comíamos en Casa Koty, un restaurante familiar en Quintueles, y la señora que lo regentaba, con un idioma a medio camino entre el castellano y el bable, siempre nos confundía. ¿Por qué? Pues muy sencillo, a lo que ella llamaba “un filetito con patatitas” a nosotros nos resultaba “un enorme filete del tamaño de medio brazo con un montón de patatas”. Vamos, que durante esos días comimos como animales. Aparte de la fabada, el plato que más triunfó fue el cachopo, una especie de San Jacobo con un filete en medio. Los postres también eran riquísimos, en especial la “tarta de quesu”. Con el paso de los días fuimos calibrando lo que pedíamos, y al final un plato servía para dos. De un modo o de otro, comer es infinitamente más barato que en Madrid, y bastante más rico.

 Asturias 03 Asturias 04

En los alrededores de nuestra casa podíamos hacer diferentes actividades. Una de ellas fue la “pesca”, la cual aparece entre comillas porque íbamos a las rocas de los puertos cercanos y no cogíamos más que cangrejos. La mayoría eran pequeñitos, pero un día cogimos uno que ya empezaba a dar un poco de miedo con sus tenazas.

 Asturias 05 Asturias 06

También podíamos darnos una vuelta por la parroquia, en la cual no teníamos muchos vecinos. Uno de ellos, al cual no conseguimos llegar a ver nunca, tenía dos o tres caballos en una pequeña finca, y casi cada día íbamos a verlos y a darles algo de pan duro del día anterior. Los últimos días ya nos conocían, y cuando nos veían llegar se ponían a relinchar, porque sabían que llegábamos con un pan debajo del brazo.

 Asturias 07 Asturias 08

Por último, no hay que olvidar que fuimos en pleno mes de julio y con familia, por lo que al igual que nos pasaría al año siguiente en Huelva teníamos intención de hacer algo de “sol y playa”. Para ello, solíamos acudir a la Playa de la Ñora (perteneciente al Concejo de Villaviciosa), que aparte de ser pequeñita y tranquila gozaba de un agua transparente y una arena finísima. No es muy pequeña -según Wikipedia, 200 metros de ancho- y el agua tenía algunas zonas templadas y otras heladas, pues desembocaba un pequeño riachuelo en el lado izquierdo. Por lo general había poca gente, y al estar entre rocas había pocas olas que permitían unos baños de lo más recomendables.

 Asturias 09 Asturias 10

Además, las rocas de la playa no son unas cualquiera, sino que algunas recogen testimonios de la época de los dinosaurios, como más tarde comprobaríamos en el Museo del Jurásico de Asturias. De todos modos no teníamos ni idea de aquello, por lo que mientras tanto lo único que hacíamos era meternos entre ellas a curiosear, observar las conchas y buscar pequeños cangrejitos. ¡Ah! Hay que decir que hubo algún que otro día que, a pesar de contar con un sol espléndido, no estaba permitido el baño en la playa, debido a cambios de marea o de corrientes.

 Asturias 11 Asturias 12

Capítulo IVolver a Asturias ’07Capítulo III

Un pensamiento en “Asturias ’07 – Capítulo II: Somió y la Playa de la Ñora

  1. Pingback: Asturias ’07 – Capítulo III: Peña Tú y los Bufones de Arenillas | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *