Aprender idiomas, una forma de viajar como cualquier otra

Cada vez tenemos más claro que ni el cole ni las academias nos ayudaron demasiado a aprender idiomas. Las interminables clases repitiendo verbos irregulares han caído en el más absoluto de los olvidos, una sensación de haber perdido el tiempo que se ha acrecentado cada vez que hemos salido al extranjero. Pidiendo un mapa en una oficina de turismo o preguntándole al paisano de turno por la parada de Metro más cercana, simplemente con eso, se aprende más que en un curso entero. Quizá, por eso, los cursos en el extranjero tienen cada vez más éxito. Y el éxito, generalmente, es sinónimo de diversidad. Si antaño Londres o Dublin eran los destinos preferidos para salir a aprender idiomas, cada vez es más gente la que opta por sitios como Malta, Nueva York o incluso lugares aún más recónditos. Hoy os hablamos precisamente de eso: de hacer un curso de idiomas en el extranjero, una forma de viajar a la vez que se aprende una nueva lengua.

malta1

APRENDER UN IDIOMA LEJOS DE CASA

Básicamente hay dos caminos: el autodidacta y el oficial. El primero consiste en hacer la maleta, irte a cualquier lugar del mundo y empezar allí una nueva vida a base de currar, integrarte en el día a día y aprender el idioma paulatinamente. Es una opción en alza, ya que mucha gente está en paro y ve en el cambio de aires una solución. Sin embargo, hay que ser realistas: no por ser licenciado y tener un máster te librarás de fregar platos en un restaurante cualquiera.

La otra opción consiste en hacer un viaje de estudios. Existen academias que se encargan de gestionarte todo: un curso de idiomas, alojamiento, grupos con los que conversar, excursiones para conocer el país… Esta es una posibilidad muy interesante también, sobretodo porque es fácilmente adaptable a periodos vacacionales.

DESTINOS MÁS COMUNES

El caso de la lengua inglesa es sumamente ilustrativo. Aunque seguramente muchos piensen inmediatamente en Londres y Dublin, el abanico es enorme. Está claro que en Reino Unido e Irlanda hay muchos destinos de éxito, como Leicester o Cork, pero el mundo no se acaba ahí.

En Europa, hay opciones más económicas y similares al modo de vida que llevamos en España. Quizá ahí el caballo ganador sea Malta, un destino con una gran tradición angloparlante (fue colonia británica más de un siglo y medio) y con inglés como idioma oficial. Barato, soleado y más cerca de lo que parece.

También es muy popular irse fuera del continente a conocer un idioma. Seguramente Nueva York sea el destino top por su animada vida cultural, pero conocemos a más de uno que se ha marcado un viaje de estudios a Nueva Zelanda o a Australia.

EL DÍA A DÍA EN UNA ESCUELA DE IDIOMAS

Pero dejemos de hablar de cosas intangibles y vamos con un caso concreto. Unos párrafos atrás os hablábamos de Malta, destino que rescatamos ahora. Existen muchas academias de idiomas allí, pero no todas tienen la misma calidad. Evidentemente no las conocemos a todas, pero hay una de la que solo podemos hablar maravillas: Maltalingua.

Pensemos en un curso cualquiera, de una semana de duración. Durante esos siete días, vuestra vida girará entorno a aprender inglés a través de 20 clases de 45 minutos. Como se dan en grupos reducidos, es súper típico intimar con esas personas y prolonga el aprendizaje más allá de las clases: yendo al cine, a tomar algo o haciendo algo de turismo.

Si te gusta ir por libre, simplemente puedes contratar las clases. No obstante, Maltalingua puede gestionarte también el alojamiento (en hoteles, pisos compartidos o en la casa de una familia nativa), resolverte dudas con las Becas MEC y mil cosas más.

En definitiva, viajar y aprender a la vez idiomas cada vez es más factible. Nosotros llevamos ya tres veranos con un trabajo que no nos ha permitido hacerlo, pero en cuanto tengamos uno libre nos iremos a perfeccionar nuestro inglés, que hoy por hoy tiene mucho que mejorar. 🙂

malta2

8 pensamientos en “Aprender idiomas, una forma de viajar como cualquier otra

    • Pues si, los idiomas parecen imprescindibles en el mercado laboral actual. Por eso, es mejor aprenderlos conociendo mundo que con un cursillo por fascículos 😛

  1. No queda otra que ponerse con el inglés!! Es lo que pienso hacer este verano. Malta parece buena opción, ya que todo el mundo quiere ir a Londres!

  2. Estoy totalmente de acuerdo! Durante una temporada estuve estudiando español en Barcelona, durante mis vacaciones allí. Fueron los mejores 2 meses de mi vida, aprendí mucho! Ahora casi lo hablo como nativa 🙂 Estuve en una academia donde conocí un montón de gente.
    Jane

  3. aunque estoy muy de acuerdo también es cierto que cada vez hay escuelas mejor preparadas y salen métodos de estudio más completos y eficientes. aún así lo mejor es ir al país está claro. una amiga q conocí en erasmus, vino a estudiar a barcelona un máster y se apuntó en la escuela bcnlanguages para estudiar español para extranjeros, la tía en un par de meses ya chapurreaba q no veas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *